Volcanes del mundo. minube entra en erupción

Los volcanes son el mayor contacto que tenemos con el interior de la Tierra. Suelen tener forma de cono y están por todo el mundo, ¡Algunos de ellos incluso están en minube!

Hemos pensado que, habiendo tantos volcanes y tan repartidos, ¿Por qué no crear un post recopilatorio? ¡Quién sabe! La inspiración puede venir de tantas cosas… ¿No te convence? ¿Y si te mostramos algunos de ellos? Vamos a probar…

No podíamos comenzar por otro que no fuera El Teide (Tenerife). El punto más alto de España y uno de los lugares más bellos que hay. Al igual que el paisaje casi lunar que se ve del Parque Nacional de las Cañadas del Teide desde su cima. Dicen que es de quedarse con la boca abierta (y no precisamente por la falta de oxígeno). Nuestra mención especial para El Teide.

Desde Tokyo, si miras al oeste en los días despejados, puedes ver un volcán nevado. Es el Monte Fuji, uno de los lugares más representativos del mundo nipón.

Los japoneses creen que se debe escalar este monte antes de morir y, la verdad, estamos de acuerdo con ellos. Japón es un destino muy rico en todos los sentidos.

En Costa Rica hay un volcán del que durante mucho tiempo se llegó a dudar. No parecía un volcán, era demasiado silencioso, parecía más un cerro. Esas suposiciones  no le gustaron nada al Volcán Arenal. Por eso, desde 1968 que entró en erupción, no ha parado de emitir gases y vapor de agua.

Ahora ha dejado más que demostrado que es uno de los volcanes más activos de Costa Rica.

Agua y fuego se unen en Guatemala gracias al Volcán Atitlán y al lago del mismo nombre. De hecho, si subes al volcán puedes ver el lago y, si navegas por el lago, puedes ver el volcán. Pero, si desde el lago te fijas bien, hay dos volcanes más que puedes ver: El Tolimán y el volcán San Pedro.

Y por si no fuera suficiente, en Guatemala también está activo el Volcán de Pacaya. Algunos viajeros ya lo han visitado:

Lamaga -“Una de las experiencias más brutales y más fascinantes que he tenido en mi vida”-
Paulinette – “Una vez arriba huele a azufre muy fuerte, y es impresionante ver la lava salir del cráter

Por supuesto, no nos olvidamos del caso del Monte Vesubio (Nápoles), el que destruyó la ciudad de Pompeya en el año 79 o del Monte Etna. Incluso del Eyjafjallajokull, el volcán islandés de nombre impronunciable que tantos dolores de cabeza causó en 2010. Y no es el único. En Islandia también está el Volcán Eldfell (Montaña de fuego), un pequeño volcán de 200 metros de altura que compensa su pequeño tamaño con unas vistas naturales impresionantes.

Hay muchos más rincones volcánicos en el mundo, algunos de ellos descubiertos por viajeros de minube y otros tantos todavía por descubrir. ¿Tú conoces alguno? Si la respuesta es sí, no dudes en compartirlo con nosotros y, con ello, ayudar a otros viajeros a encontrar la inspiración.

Deja un comentario