¿Te imaginas pasear entre naturaleza y arte?

Perderse en un bosque lleno de colores es posible en el  Bosque de Oma en Vizcaya.

bosque-de-oma

Los troncos de este bosque están decorados con pintura de mil colores haciendo el paseo de lo más original y divertido. A los viajeros les encanta esta combinación de naturaleza con el arte creado por el hombre, en concreto, Agustín Ibarrola, un pintor y escultor bilbaíno que lo hizo inspirado por la tendencia Landart. Los viajeros describen este lugar como algo mágico.

¡No te pierdas este rincón en plena naturaleza! Si has estado en rincones así de mágicos compártelos en minube e inspira al resto de viajeros en su próximo viaje. 🙂

Deja un comentario