Roma clásica, alternativa y más

http://www.ignacioizquierdo.com

Roma, esa ciudad que es pura belleza, porque es puro arte, es pura historia. Año tras año millones de turistas pasean por sus calles, deseosos de encontrarse con los restos de esa Roma que moldeó el mundo, esa Roma más clásica y sorprendentemente bien conservada dada su edad. Solo esto ya merecería la visita a esta ciudad tan mágica, pero es que además ahora mismo suceden cosas muy interesantes en Roma y muchos barrios siguen evolucionando, creando más y más excusas para visitar y descubrir esta ciudad de muchas otras maneras.

http://www.ignacioizquierdo.com

Obviamente la conozcas o no, pasear por la Roma clásica es una sensación maravillosa. Puedes empezar perfectamente en la Piazza del Popolo para disfrutar de un agradable paseo por algunos de los lugares más interesantes y carismáticos de la ciudad. Además ahora que la mayoría del centro de Roma se está volviendo peatonal seguro que lo disfrutas mucho más. A tu ritmo, sin prisas.

http://www.ignacioizquierdo.com

Es la mejor manera de encontrarte con las preciosas escalinatas de la Piazza di Espagna o callejar hasta toparte con el descomunal Panteón o la Piazza Navona, ver aparecer en la lejanía la imponente estructura del Coliseo Romano (no te quedes solo con la vista por fuera, la visita a su interior merece mucho la pena) flanqueado por el Foro Romano. También puedes seguir paseando por las orillas del río hasta encontrarte con el Puente de Sant Angelo, desde donde tienes una de las mejores vistas de la cúpula de San Pedro y el río. Una foto clásica que no puedes perderte, especialmente en la hora mágica.

http://www.ignacioizquierdo.com

Otra perspectiva muy bonita de Roma te la da un paseo por el Monte Gianicolo, que te da una estupenda panorámica y un paseo precioso al atardecer, comenzando a subir desde el barrio del Trastevere, para acabar bajando a alguno de los múltiples puentes que cosen el río Tiber. Una Roma para enamorarse.

http://www.ignacioizquierdo.com

Ahora te recomiendo que descubras algunos otros barrios que seguro que no te van a dejar indiferentes. Por ejemplo, puedes pasear por Quadraro y descubrir MURO, su museo de graffitis al aire libre, o por Ostiense donde está la original Centrale Montemartini, un museo que mezcla la arqueología con una sala de máquinas o darte un paseo por el parque de los Acueductos, un enorme parque que utilizan los romanos para relajarse. También puedes darte una vuelta por la curiosa arquitectura del barrio Coppedè, que mezcla casi todos los estilos posibles.

http://www.ignacioizquierdo.com

A la hora de comer, unas cuantas recomendaciones. Da Enzo, una encantadora trattoria en el Trastevere (no dejes de probar la carbonara y el tiramisú). De corte similar y con la posibilidad de probar alguna especialidad romana como los callos tienes la Vecchia Roma en pleno barrio de Monti, uno de los más interesantes de la ciudad por su rica vida nocturna. O si quieres una auténtica pizza romana, no olvides pasarte por la Pizzeria Remo, que aunque está en uno de los barrios periféricos merecerá la pena el paseo.

http://www.ignacioizquierdo.com

Así que ya sabes, disfruta de la parte clásica, pero que eso no te impida perderte la nueva y vibrante Roma. ¡Cuanto por descubrir!

Deja un comentario