Recorrer Galicia a traves de sus Paradores

Minube Paradores B 05

Hay muchas maneras de recorrer Galicia, pero si quieres tener una buena imagen de su historia, paisajes y gastronomía tienes que hacerlo a través de sus Paradores. El motivo es bien sencillo, están situados en sitios de tremendo valor histórico y paisajístico y además siempre utilizan la cocina de cada región para sacarle el mayor provecho a los productos locales. Si en Galicia ya se come de lujo por definición imaginaos en los Paradores. Además, no podía tener mejor compañía, porque viajaba con dos Gallegos: Carlos y Óscar. La mejor manera de conocer esa tierra y que la acompañaran con historias y curiosidades.

Minube Paradores A 12

Comenzamos nuestro recorrido en los cañones del Rio Sil, en la Ribeira Sacra, que de por si son una maravilla. Cañones preciosos por los que serpentea el río y que pueden apreciarse fantasticamente desde los Balcones de Madrid o el Mirador de Cabezoás o Vilouxe. Allí se encuentra en una posición privilegiada el Parador de Santo Estevo, situado en el convento del mismo nombre. Un lugar fantástico para descubrir la zona y su románico pero también para estar tranquilo (por ejemplo es su spa) y disfrutar de la naturaleza.

Minube Paradores A 01

Nuestro recorrido continuó luego hacia Monforte de Lemos, una preciosa localidad, donde el Parador de Monforte, parte del conjunto Monumental de San Vicente do Pino, domina desde lo alto de una colina toda las vistas y la localidad. Solo era una parada para conocerlo y disfrutar de su precioso claustro, pero nos valió para parar a comer y descubrir un nuevo concepto que se está aplicando en los restaurantes de los Paradores de Galicia: el Enxebre. El Enxebre en sí mismo, no es nuevo, pues se trata de los platos típicos gallegos. Una cocina más tradicional, más asequible sin descuidar la calidad que se está imponiendo como alternativa a la hora de comer al más puro estilo de tapeo. Zorza, empanada y zamburiñas se dan la mano entre otros muchos platos.

Minube Paradores B 04

Seguimos hasta Baiona. Que maravilla. Encontrarse con el mar siempre es delicioso y si es a últimas horas del día, con el atardecer aún mejor. La luz anaranjada se colaba por la habitación cuando entramos en el Parador. Una fortaleza situada en una pequeña península comunicada con la propia Baiona y desde donde pueden verse la islas Cíes. Ideal para un bonito paseo por su puerto o por sus callejuelas. Allí descubrimos que si no sabes muy bien que elegir para comer o cenar, en todos los Paradores pueden prepararte un menú degustación para que te lleves de primera mano los sabores de la zona.

Minube Paradores B 07

En nuestra ruta hasta Santiago paramos en Pontevedra, una sorpresa de ciudad llena de bonitos rincones y calles, con un Parador acogedor y pequeñito, que sin embargo también abre la cocina y su jardín a todo aquel que quiera pasarse por allí a disfrutarlo. Situado en pleno casco histórico es fantástico para conocer la ciudad a pie.

Minube Paradores C 03

Llegamos a Santiago, la monumental ciudad. Pura historia. Allí en la Plaza del Obradoiro, junto a la Catedral está el Parador. Hay tanta historia en el que se considera un Parador Museo y basta caminar por sus cuatro claustros y sus salas para entenderlo. Solo descubrir los rincones del Parador ya puede llevarte un día y estudiarlos mucho más. Un complemento perfecto para visitar junto a la Catedral.

Minube Paradores C 10

Su restaurante, donde han comido personalidades como el Rey, también sigue evolucionando y ahora se ofrecen menús de tapas gourmet que harán las delicias de todo aquel que le guste comer bien con un precio muy asequible. Una buena manera de darle una vuelta a la gastronomía y de dejarse sorprender por nuevas combinaciones de sabores.

Minube Paradores C 12

Llegamos justo al atardecer al Parador de Cambados. También justo con el sol, también en pleno atardecer en puras Rias Baixas. Cambados la capital del Albariño, perfecto para disfrutar de esta variedad tan gallega de vino en una casona como la de este Parador. También se pueden organizar visitas a bodegas o simplemente dar una vuelta por su Casco Histórico, declarado Bien de interés cultural.

Minube Paradores C 16

Con esto cerrábamos nuestro viaje. Sólo nos quedaba volver a Madrid al día siguiente y justo saliendo de Galicia paramos a comer en el Parador de Villafranca del Bierzo, recientemente renovado y en pleno Camino de Santiago con una gastronomía que estando en la frontera entre comunidades autónomas, ya toma lo mejor de ambas y la enriquece con productos del Bierzo. Una delicia para acabar nuestra ruta. Ahora solo nos queda elegir otra zona de España y seguir descubriéndola a partir de sus Paradores. Queda mucho por descubrir.

Minube Paradores D 03

Si te ha gustado la ruta, no dejes de pasarte por el plan de viajes para ver todos los sitios en los que estuvimos.

Deja un comentario