Escapada por Jaén

La semana pasada estuve visitando la provincia de Jaén. Tenía ganas de ir desde hace tiempo, y por fín me decidí. Venía sediento de historia, así que, me pasé por el Museo de La batalla de las Navas de Tolosa de Santa Elena, donde empecé a entrar en materia. Luego me dirigí a Baños de la Encina, ya que tenía muchas ganas de visitar su famoso castillo, que es fabuloso, tanto como el pueblo en sí.

Castillo de Baños de la Encina

Siguiendo mi camino hacia la ciudad de Jaén, paré en Mengíbar para almorzar. Y una vez llegué a la capital de la provincia, aún tuve tiempo de ver los Baños Árabes y la majestuosa Catedral antes de irme a descansar el Castillo Parador de Sta.Catalina, donde pernocté tras una opípara cena en su restaurante. Las vistas desde el castillo y la cruz, fueron inolvidables.

restaurante-general-reding_2879451

La ciudad de Jaén, además de todo el encanto que encierra nos puede servir de base para escapadas a otras poblaciones a visitar de la provincia, como Úbeda y Baeza, aunque yo también hice una ruta que me llevó al Castillo Calatravo de Alcaudete y a Alcalá La Real y su espectacular Fortaleza de La Mota.

No obstante, no solo de historia vive el hombre… así que me dirigí al Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, porque el cuerpo me pedía un poco de aventura, eso sí, después lo compensé con un tratamiento con aceite de oliva en el Hotel & Spa Sierra de Cazorla, donde también pasé la noche.

El último día, he de confesar que fue de altos vuelos, ya que estuve sobrevolando en Parque Natural en paratrike y parapente antes de emprender mi camino regreso con una maleta llena de recuerdos inolvidables.

Deja un comentario