El Making Of del spot de minube

El spot mi viaje, mi sitio, minube es la combinación perfecta de esfuerzo, creatividad, ideas e ilusión en apenas 30 segundos. Algunos nos habéis preguntado cómo lo hicimos, cuánto tiempo llevamos trabajando en esto o quiénes son esos niños tan monos que aparecen en escena. Como no queremos dejar preguntas sin respuesta, aquí os explicamos todo eso y más.

2 meses de duro trabajo

Rodaje Spot minube

Todo comenzó en mayo, cuando empezamos a imaginar un nuevo spot que definiría minube en imágenes. Publicistas, diseñadores y comunicadores se pusieron en marcha para, desde el primer momento, tener claro qué queríamos comunicar con este spot y cómo queríamos hacerlo. La tarea fue mucho más difícil de lo esperado, ya que queríamos decir muchas cosas en apenas medio minuto, pero, afortunadamente, contamos con la inestimable ayuda de un equipo único que daría lo que fuera por hacerlo posible.

7 propuestas de spot diferentes

Rodaje Spot minube

Contactamos con un montón de agencias de publicidad y, tras muchas llamadas de teléfono e infinitos emails, recibimos 7 propuestas de spots diferentes, cada uno totalmente distinto del anterior. Fue realmente difícil elegir cuál era el mejor, pero, en todo momento, nos llamó la atención uno en concreto. Y ese fue el que nos propuso Eva, de Twoelf, una pequeña agencia en Barcelona que ha demostrado ser sinónimo de creatividad.

Infinitas emociones en 30 segundos

Rodaje Spot minube

La profesionalidad del pequeño (pero gran) equipo de Twoelf logró convertir el boceto en papel al spot tal y como hoy lo conocemos todos, haciéndolo mucho mejor de lo que podríamos esperar. “La clave está en cuidar el detalle”, eso fue lo que el equipo tuvo en cuenta en todo momento y, gracias a esa dedicación, hoy podemos disfrutar del spot más inspiracional de minube hasta la fecha.

Y dos peques

Rodaje Spot minube

“¡Qué monos los niños!” ha sido una de las frases que más hemos escuchado desde que se estrenó el spot hace apenas un par de días. Teo y Diana se lo pasaron en grande en el rodaje, como dos niños dando saltos en la colchoneta, en este caso literalmente. Dos pequeños profesionales que, con sus grandes sonrisas, nos sacan otras iguales a nosotros.

Y un resultado

¿El resultado? Pues cuéntanos tú, ¿qué te ha parecido?

Deja un comentario