Descubriendo Comarca del Sueve

El norte de España siempre me ha fascinado y hace unos días me lancé a descubrir la Comarca del Sueve, en Asturias, un lugar lleno de belleza que me encantó. Llegamos a Infiesto, en Piloña, lugar famoso por ser donde se celebra el fesival de la Avellana. Para relajarnos un poco tras el viaje, dimos una vuelta por el pueblo y visitamos La Casa del Tiempo, un museo de relojería antigua muy interesante. Después, visitamos el popular Santuario de la Virgen de La Cueva, que parece nacer de la propia montaña.

Santuario de la Virgen de La Cueva

Otro pueblo que me gustó mucho fue Espinaréu, famoso por ser uno de los pueblos con más Hórreos del Principado, a pesar de no ser muy grande en tamaño (por que en encanto es enorme), donde también visitamos el área recreativa de La Pesanca, donde comienza la famosa ruta del Infierno. Como ya empezaba a haber hambre, volvimos sobre nuestros pasos para cenar de tapeo en la sidrería Pando. tras lo cual, nos dirigimos al Hotel Palacio de Cutre, dónde nos alojábamos, no sin antes hacer una parada en la Iglesia de Santa María de Villamayor, que nos sorprendió en el camino envuelta en su iluminación nocturna.

Espinaredo

Al día siguiente, nos dirigimos a Arriondas, población famosa por ser el punto inicial del descenso del Sella, de hecho, estuvimos descendiendo el Sella nosotros también. Como era de esperar, el deporte nos dió hambre y decidimos irnos a comer al restaurante Casa Marcial, el único con dos estrellas Michelín del principado, aunque durante el camino paramos en el Molín de la Teyera, un lugar que parece estar salido de un cuento de hadas.

Restaurante Casa Marcial

Tras la comida, nos dirigimos a Caravia, donde ya nos habían avisado que había mucho que ver. Nos sorprendió la variedad arquitectónica, desde las casonas tradicionales asturianas (La Casona del Francu es un claro ejemplo) hasta las múltiples muestras de arquitectura indiana, pasando por la Iglesia de Santiago (donde se ubica la misteriosa estela de Duesos) o por una oficina de turismo construida en un hórreo habilitado para ese fín.

Iglesia de Santiago

También tuvimos la oportunidad de disfrutar sus playas, donde me enfrenté a mi primera clase de surf, lo que combiné con un relajado vuelo de cometas, ya que en Caravia se realiza todos los años un encuentro de cometas muy famoso internacionalmente en el que incluso hay buggies tirados por cometas. Y ya que completabamos el día aquí, cenamos en el restaurante del Hotel Caravia.

Caballos Asturcones

Al día siguiente, madrugamos y como había amanecido despejado, nos dirigimos al Mirador del Monte Cayón, en el camino de subida pudimos ver de cerca a los famosos caballos asturcones, únicos en el mundo. A la bajada volvimos al concejo de Parres, a ver la Iglesia de San Martín de Scoto, que parece sacada de una leyenda. Y, de nuevo en Arriondas comimos en El Corral del Indianu, un restaurante muy conocido y cuya comida es deliciosa. Para acabar nuestro viaje y aprovechando el día que teníamos dejamos la guinda del pastel para el final. Fuimos al Mirador del Fitu, sencillamente alucinante, y punto culmen de una intensa visita a la Comarca del Sueve, de la que regresábamos con una amplia sonrisa.

Una respuesta a “Descubriendo Comarca del Sueve”

  1. Descenso Sella 6 Abril, 2017 12:42 #

    Un viaje muy completo. Lo de casa Marcial espectacular. En Arriondas también se encuentra El Corral del Indiano, también con estrella Michelín .

    Un saludo

Dejar un comentario