Barcelona es mucho más

http://www.ignacioizquierdo.com

Es bastante probable que conozcas la ciudad de Barcelona, una de las más internaciones y conocidas del mundo, pero también es probable que la ciudad se haya quedado con toda la atención en una provincia que tiene muchas otras cosas que ofrecer, tantas que en compañía de David, José, Victor y Victoriano nos centramos solo en descubrir lo que tiene su costa.

http://www.ignacioizquierdo.com

Comenzamos nuestro recorrido descubriendo Badalona. Una bonita ciudad casi pegada a Barcelona pero mucho más tranquila y cómoda y con playas mucho menos masificadas. Además desde el precioso Puente del Petróleo tienes unas vistas únicas de la playa y la zona, porque es un puente que se adentra en el mar hasta una plataforma en mitad del Mediterráneo. La sensación es magnífica. Y por supuesto no puedes irte de Badalona sin haber visitado su Fábrica de Anís del Mono, llena de historias y curiosidades (ojo, que la visita hay que concertarla con antelación).

http://www.ignacioizquierdo.com

Desde allí nos trasladamos a la tranquila localidad de Vallromanes situada entre montes y donde parece mentira que estés en tal paz tan cerca de la ciudad de Barcelona. Allí teníamos nuestro alojamiento en el maravilloso hotel Can Galvany. Una masia tradicional reformada al que se ha añadido un nuevo y moderno edificio que se complementan muy bien arquitectónicamente y donde se puede disfrutar de piscina, spa y un restaurante de cocina de kilómetro cero con un giro más moderno. Exquisito.

http://www.ignacioizquierdo.com

Nuestro segundo día lo utilizamos para empezar a descubrir el vino de la región y visitar una de las denominaciones más características de la zona: Alella. Así pudimos ver visitar la bodega Alta Alella, donde además de poder visitar los viñedos (muy recomendable, por que el entorno es absolutamente magnífico enfrentado al mar) y hacer una degustación de vinos y cavas también hacen un montón de actividades al aire libre con los visitantes. Además está tan cerca de la ciudad de Barcelona que puedes llegar incluso en bicicleta en un paseo por la costa.

http://www.ignacioizquierdo.com

La costa de Barcelona se puede aprovechar de muchas maneras, pero si lo tuyo es darle un poco de emoción en lugar de estar vuelta y vuelta en la playa, tienes que acercarte a la estación Naútica de Santa Sussana, donde vas a poder disfrutar el mar con un montón de deportes y actividades: surf, windsurf, motos acuáticas, vela, kayak… seguro que encuentras el que más se adecue a tus gustos. Una recomendación personal es probar la moto de agua, nosotros era la primera vez que montábamos en una y es tremendamente divertido.

http://www.ignacioizquierdo.com

La tarde la aprovechamos para descubrir el precioso entorno natural del Parque de Montseny. Reserva de la Biosfera y Patrimonio Universal, es un pulmón verde que atrae a todos los amantes de la naturaleza. Se puede disfrutar de muchas maneras, en bicicleta, andando… e incluso en segway como proponen desde Daema Aventura, donde además de recorrer el parque te proponen un montón de actividades al aire libre como tiro con arco e incluso un humor amarillo más clásico con el que rememorar el genial programa y echarte unas buenas risas con los amigos.

http://www.ignacioizquierdo.com

Siguiendo con sitios con encanto en los que alojarse, el Hotel Molí de la Torre lo tenía todo. Un edificio histórico que tal y como se puede intuir por su nombre fue originariamente un molino en el siglo XII para después convertirse en un telar en el XIX del que aún se conservan algunas máquinas y que destaca por su tranquilidad total en un entorno de naturaleza pura (Tanto que incluso aprovechamos a salir a correr por el bosque). 12 habitaciones y una cocina de kilómetro cero y slow food para disfrutar de la gastronomía tradicional de la zona.

http://www.ignacioizquierdo.com

Para los amantes del Golf, no puedes dejar de pasar por el Real Club de Golf del Prat, acaba de cumplir 100 años y goza de una excelente salud. 45 hoyos (dos circuitos y medio), zona de aprendizaje y unas instalaciones de auténtico lujo para disfrutar de este deporte. Si no lo has hecho nunca y no eres socio, no te preocupes, puedes ir a probar y a recibir unas clases de introducción y aprendizaje básico para saber si es lo tuyo. Aviso, ¡engancha!

http://www.ignacioizquierdo.com

Después de intentar hacer unos cuantos hoyos con mayor o menor fortuna (eso no lo confesaremos ni bajo tortura), pasamos a visitar y conocer Terrassa, una ciudad que es una joya del modernismo con edificios tan emblemáticos como la Masia Freixa (os dejara alucinados, en serio) o los 10.000 metros cuadrados del Museo de la Ciencia y de la Tecnología aprovechados a partir de una fábrica original, joya de la revolución industrial, que conserva las carboneras, chimeneas y gran parte de los mecanismos que hacían funcionar a todos los telares a la vez. Debió ser en la época un espectáculo sin igual. Ahora puedes disfrutar del museo, pero no te olvides de subir a la terraza y tomarte algo mientras ves los tejados de la fábrica.

http://www.ignacioizquierdo.com

Es muy interesantes además lo que está pasando en Terrassa a nivel gastronómico. Hay una nueva tendencia con muy buenos cocineros que está revolucionando el buen comer de la zona. Tendencia hacia productos locales pero con un giro más moderno que lo están convirtiendo en referente. Nosotros pudimos probar el Restaurante Cel de los Oques y quedamos encantados tanto con el trato como con las propuestas aprovechando la materia prima de temporada.

http://www.ignacioizquierdo.com

Llegaba el momento de visitar otro de los rincones más importantes de la provincia de Barcelona, la zona de Montserrat. Este icónico monte lleno de pequeños picos afilados es el que le dio el nombre de Monte Serrado y es una de las zonas naturales más apreciadas que hacen una gozada de montañeros y escaladores. Además allí se encuentra el precioso monasterio de Montserrat que acoge a la Moreneta, la Virgen de Montserrat tallada en madera de álamo. Si pasas por allí (se puede llegar en tren desde el centro de la ciudad de Barcelona) no dejes de acercarte al Mirador de San Miguel. Verás que vistas. También puedes quedarte a pasar la noche y disfrutar de la zona con una calma absoluta alojándote en hoteles como el Abat Cisneros.

http://www.ignacioizquierdo.com

Además de Alella hay otra denominación de origen del vino de Barcelona que no puedes perderte: El Penedès. Y no hay mejor sitio para conocerlo que en Villafranca del Penedès, considerada la capital del vino. No es para menos, está rodeado de viñedos que se pueden admirar desde lo alto del Campanario de Santa María y hay un museo dedicado al arte del cultivo y elaboración del vino, así como su historia a lo largo de los siglos. El propio museo tiene una zona de degustación y donde se venden muchos vinos de la región. Supongo que a menos que seas un experto muchos no los conocerás, así que si te dejas aconsejar puedes encontrar uno a tu gusto para compartir con los tuyos. Éxito asegurado.

http://www.ignacioizquierdo.com

La tarde la utilizamos para recorrer uno de los pueblos más pintorescos de toda la Costa de Barcelona: Sitges. Gran parte de su encanto radica en sus callecitas blancas enfrentadas al Mediterraneo pero también en la amabilidad de la gente local. Allí tiene se encuentra la Casa Bacardi, una buena manera de conocer uno de los rones más famosos del mundo, conocer su historia y sobre todo aprender a preparar unos buenos cócteles con el Ron de ingrediente principal. ¿Mojito? ¿Cuba libre? Si, pero también un montón más.

http://www.ignacioizquierdo.com

Nuestro último día lo utilizamos para descubrir un sitio muy curioso que yo desconocía por completo. La Colonia Güell, uno de los primeros trabajos del genio Gaudí que se dedicó en diseñar una colonia para los trabajadores de la Fábrica de Güell y que ha quedado como un legado de su obra, especialmente y aunque este inacabada la Cripta que es un ejemplo de la originalidad y visión del arquitecto catalán.

http://www.ignacioizquierdo.com

Nos despedimos del viaje en la playa, junto al mar. En nuestro caso nos acercamos a la playa del Prat, una bonita playa kilométrica que tienes dos características principales, no está masificada y no tiene edificios alrededor, lo que la convierte en tremendamente agradable. 🙂

http://www.ignacioizquierdo.com

Estoy seguro de que te habrás quedado con ganas de conocer sitios donde comer junto al mar y disfrutar la gastronomía marina, verdad? Pues toma nota de algunos de nuestros favoritos:

Fonda Marina. Situada en Montgat este precioso local es puro mar. No dejéis de probar el arroz del senyoret y el surimi de salmón.

http://www.ignacioizquierdo.com

Restaurante Pòsit en Arenys de Mar. Junto al puerto deportivo este restaurantes es todo un clásico que presumen de paellas, pero ojo, no paséis por alto sus estupendos pescados.

http://www.ignacioizquierdo.com

La Cucanya en Sitges. Una auténtica maravilla en el puerto deportivo de la ciudad. Merece la pena acercarse a disfrutar de la terraza, de sus variedades de vino y de sus platos clásicos como el Xató o el Suquet de gambas (ah, y ¡¡dejaos sitio para el postre!!)

http://www.ignacioizquierdo.com

Chiringuito el Calamar. En plena playa de El Prat, este chiringuito tiene una excelente relación calidad precios y los clásicos playeros: chopitos, pescaito frito…

http://www.ignacioizquierdo.com

¿Qué os ha parecido? Estoy seguro de que Barcelona os habrá sorprendido más de lo que pensabáis. Y eso que solo recorrimos la zona de costa. Así que ya sabes, la próxima vez que planees una visita a la ciudad, guardate unos cuantos días para conocer todo lo que ofrece la provincia. O mejor aún, ¿por qué no vas directamente a conocerla? Si quieres alguna idea no dejes de pasarte por nuestro plan de viajes, donde están todos los rincones que descubrimos en nuestro viaje.

Deja un comentario