Adentrándonos en el barrio judío de Barcelona

Una ruta de una hora para conocer los entresijos de la antigua judería de la ciudad: es nuestro plan imprescindible esta semana.

De las Ramblas y la Catedral ya lo sabrás (casi) todo, pero un paseo por el casco histórico de Barcelona da para más. Hasta 1391, cuando hubo revueltas antijudías en toda España, el hoy conocido Barrio Gótico de la ciudad condal era el barrio judío.

Iria Crespo, viajera barcelonesa, nos propone en La Barcelona judía una ruta para descubrir esa “capa en la historia de Barcelona entre el siglo V y el XIV, sobre la que después se ha edificado hasta llegar a la forma que tiene hoy en día”.

“Si estás visitando la Catedral”, explica, “adéntrate en el que fue el barrio judío para conocer cómo era Barcelona en la Edad Media”. ¿Qué vas a encontrar? “Lo que queda son vestigios: inscripciones judías y cimientos de los edificios actuales”, continúa. “A simple vista, lo que resulta más fácil de ver son los nombres de las calles, que son los originales, y que las calles son igualmente estrechas y oscuras. Sin embargo, con atención, podrás ir descubriendo también las inscripciones y los primeros muros de los edificios que se levantaron en la época”.

A través de diez rincones indispensables, Iria relata qué hay, qué hubo y cómo han evolucionado las calles de esta antigua judería. Sus experiencias explican también detalles de la vida en la época. Y es que, en realidad, esta guía tiene mucho que ver con cómo entiende Iria los viajes.

Hablando (¿os hemos contado alguna vez lo mucho que nos gusta conocer a los viajeros y compartir experiencias con ellos?), nos comentó que “con los años y mis viajes, he ido comprendiendo que mi manera de entender un viaje está ligada a la vida y al aprendizaje. Viajar es la mejor oportunidad para conocernos mejor y aprender de los lugares que atravesamos y de la gente que encontramos. Sólo es necesario ir quitando de nuestra maleta los prejuicios, tópicos y esquemas preconcebidos, conocer la esencia del lugar, aprender y convertirnos en auténticos viajeros. Es más que una moda; viajar es tan antiguo como el ser humano”.

Toda una declaración de intenciones, tanto viajeras como de ver la vida. ¿O no? Precisamente por eso, Iria comparte rincones de su propia ciudad en La Barcelona Judía. El plan está disponible dentro de la guía de viajes sociales de Barcelona. Ella lo tiene claro: “entre las muchas oportunidades que ofrece Barcelona, os muestro la ruta judía. Porque no se puede obviar pasear por sus calles si visitas el centro y porque el recorrido se hace en una hora, lo que te permite incluirlo en tus planes”.

Imprescindible, ya lo sabes. Palabra de viajera.

 

Tags:

Deja un comentario