Estas 7 cuevas de Cantabria te harán volver al pasado

Sobra decir que las cuevas de Cantabria son reconocidas en todo el mundo, y es que la especial ubicación de Cantabria hace de esta Comunidad una de las más especiales de España en lo que a patrimonio subterráneo se refiere. Descubrir las cuevas de Cantabria es un auténtico viaje al pasado más remoto del ser humano, es un viaje a la época prehistórica, algo que se puede observar en las pinturas rupestres que adornan las cuevas.

Una de las más especiales es, sin duda, la Cueva de El Soplao, única en el mundo por sus formaciones geológicas, increíblemente bien conservadas. Aunque tiene 240 millones de años de antigüedad, se descubrió en 1908, y es la cueva con mayor cantidad de estalactitas excéntricas del mundo. El viajero Machbel nos lo explica: “las excéntricas son unas estalactitas que crecen en cualquier dirección sin sentido ninguno, pareciendo más un árbol o coral que una piedra”… Y El Soplao está repleto de ellas.

Reflejo en la sala de los fantasmas

Otra de las joyas de la corona es la Cueva de Altamira, muy cercana al bonito pueblo de Santillana del Mar que, a pesar de su reducido tamaño, es una de las más famosas del mundo por sus pinturas rupestres: bisontes, ciervos o caballos son algunas de las figuras más conocidas. La cueva fue reconocida Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985.

cueva de altamira

La Cueva de El Castillo, en Puenteviesgo, es también Patrimonio de la Humanidad, y en ella se han encontrado evidencias de la vida de Homos de hace más de 40.000 años, así como más de 150 pinturas. Machbel nos lo cuenta: “tiene las pinturas conocidas más antiguas, datadas hace más de 40.000 años, justo cuando se cree que el Homo Sapiens empezó a poblar el norte de la península, terminando con el dominio de los neandertales”.

cueva el castillo

Otra de las cuevas más impresionantes de Cantabria es la Cueva Coventosa, con más de 35 kilómetros de galerías subterráneas. Por eso, es muy conocida dentro del mundo de la espeleología: en la cueva no ha intervenido el hombre y, para acceder a ella, hace falta entrar con cuerdas.

coventosa

En la Cueva de El Salitre también se han encontrado pinturas rupestres e incluso restos fósiles animales. Miguel Ángel nos cuenta más detalles: “además de servir de refugio, fue empleada como santuario rupestre durante el Solutrense (unos 18.000 años) y el Magdaleniense (unos 15.000 años de antigüedad)”.

cueva del salitre

También de la época Magdaleniense son las pinturas rupestres de la Cueva de Hornos de la Peña. En esta cueva hay decenas de ellas y entrar en sus galerías es dar un salto al pasado, apreciando pinturas de bisontes, caballos, uros o cabras, entre otros.

cueva hornos de la peña

Además, en la comarca del Asón encontramos la Cueva de Cullalvera, situada en una formación kárstica de más de 10 kilómetros de longitud. En ella se han encontrado restos de yacimientos paleolíticos y de arte rupestre, por lo que es una de las cuevas más visitadas de la zona.

cueva cullalvera

Desde luego, estas son 7 cuevas que no te puedes perder en Cantabria, por lo que ya puedes guardarte la lista para asegurarte de que no se te olvidan en tu próxima visita. ¿Qué te han parecido?

Deja un comentario